conoceraDiosTodopoderoso

Película cristiana 2018 | “Donde está mi hogar” Dios es mi refugio | Iglesia de Dios Todopoderoso

Todo el mundo idolatra el dinero y el poder y ser pobre parece una vergüenza mayor que ser prostituta. Ya nadie se preocupa por la virtud ni por la moralidad, pero todo el mundo se disputa el dinero, la fama y la fortuna e intriga por el estatus. Se engañan unos a otros, se matan unos a otros. La gente no repara en nada con tal de lograr sus objetivos individuales. Es capaz de hacer cualquier cosa terrible y de cometer cualquier pecado. Incluso entre padres e hijos, o entre marido y mujer, hay engaño, explotación y traición. Todo el mundo hace las cosas por su propio beneficio y la gente carece incluso de la conciencia y la razón más elementales. ¿Por qué El mundo es tan oscuro y malvado?  ¿y por qué los seres humanos son tan corruptos y nuestra vida está tan llena de dolor?


Introducción

Película cristiana 2018 | “Donde está mi hogar” Dios es mi refugio

Los padres de Wenya se separaron cuando ella tenía dos años y después vivió con su padre y su madrastra. La madrastra no la soportaba y siempre discutía con el padre. Él tenía pocas opciones y tuvo que enviar a Wenya a casa de su madre, quien estaba totalmente centrada en dirigir su negocio y no tenía tiempo para ocuparse de Wenya, por lo que solía enviarla a casa de familiares y amigos para que la acogieran. Después de tantos años en acogida, la joven Wenya se sentía sola e indefensa y anhelaba el calor de un hogar. No volvió con su padre hasta que este y su madrastra no se divorciaron y, desde entonces, para bien o para mal, tuvo un hogar.

Cuando Wenya se hizo mayor era muy prudente y obediente y estudiaba mucho. Pero justo cuando se estaba esforzando mucho en preparar los exámenes de ingreso a la universidad, le sobrevino la desgracia: su madre tuvo una hemorragia cerebral y se quedó paralítica y postrada en cama. Su padrastro abandonó a la madre e incluso se hizo con el control de todos sus bienes, y luego su padre fue hospitalizado con un cáncer de hígado... Wenya no podía asumir las cargas de la casa, por lo que lo único que pudo hacer fue suplicarles a sus familiares y amigos, pero estos le dieron la espalda...

Justo cuando Wenya estaba sufriendo y sin recursos, dos hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso les dieron testimonio a ella, a su madre y a su hermana sobre la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días. Por medio de las palabras de Dios Todopoderoso llegaron a entender la raíz del dolor en la vida de la gente y entendieron que sólo si la gente se presenta ante Dios podrá ganarse Su protección y vivir feliz. Sólo a través del consuelo de las palabras de Dios pudieron la madre y las hijas salir del dolor y el desamparo. Wenya experimentó verdaderamente el amor y la misericordia de Dios; acabó sintiendo la calidez de un hogar y entró en uno de verdad...


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: